POSICIONAMIENTOS

 

  1. Se advierte que algo está cambiando en el sentimiento político y social de los peruanos en el exterior, RENOVÁNDOSE, RECREÁNDOSE.
  2. Al lenguaje obsoleto de la clase dirigente, últimos político-mitómanos y extraño a las nuevas generaciones, utilizado en nuestro Parlamento y en la conducción del país como la clase dirigente, se imponen y renacen los PRINCIPIOS DE LA ACCION POLÍTICA Y DE LA OBSERVACIÓN HISTÓRICA.
  3. La revisión de todo lo que ha estado dicho, escrito, pensado, como la verdadera revolución cultural, científica esperada de los últimos años, es el fondo esencial de lo que se presenta hoy a la entera COMUNIDAD NACIONAL, la de dentro y la de fuera del Perú.
  4. El único objetivo es la deliberación y participación, a la cual deberan confrontar en una atmósfera de intenso y lúcido análisis socio cultural y político del PERU PROFUNDO_ el mismo de la mayoría de derechos disminuidos ú olvidados por los gobiernos de turno y por los políticos agrupados en partidos tradicionales que identifican sesgadamente a la totalidad de la Comunidad peruana sin los mas de tres millones de Peruanos en el Exterior.
  5. Somos y formamos el OTRO PERU, el extraterritorial ó mejor dicho, simplemente LA REGION 26, aún no reconocida como división política.
  6. La infeliz diáspora, experiencia histórica que se inició con el éxodo a principios del 80, como consecuencia del enfrentamiento armado entre hermanos del Perú profundo y la indiferente institucionalidad del gobierno post dictadura militar, se agudizó con la democracia semi burguesa y la aplicación de políticas entreguistas de nuestras riquezas naturales.
  7. La intelectualidad nacional, dentro del país deberá escuchar y aprender diversas cosas de sus colegas peruanos en el exterior, porque aunque sufrimos discriminación, actos de racismo y xenofobia, y demás; no obstante nuestro aporte económico y cultural al país de acogida y que enriqueciendo de igual modo a nuestra amada patria con nuestras remesas, aportamos nuevos enfoques culturales.
  8. Tambien deberán sumarse a esta lucha estos intelectuales, los mismos que gozan de libertad y de derechos políticos, y ser llamados a defender que precisamente a ningún peruano le sea negada esa propia libertad en ejercer sus derechos políticos y sociales, como lo afirma la Declaración de Derechos Humanos y lo ratifica la CONSTITUCION del 79 y la del 93, del actual régimen de gobierno.
  9. El subdesarrollo de nuestro país, también se provoca por el nivel de su cultura ciudadana generalizada, cuyos valores indican socialmente un grado de desarrollo de nuestra patria, de población de súbditos y nó de ciudadanos, ya que consideran a la política como una actividad prescindible, la peor, envilecida por los personajes pseudopolíticos, que sin una verdadera vocación ni ideológica, ni siquiera doctrinaria, menos dialéctica al servicio colectivo, hacen de ella un beneficio personal y no un servicio público.

 

Crear y construir la necesidad y la propuesta de una COMUNIDAD POLITICA EXTRATERRITORIAL como UN ÚNICO FRENTE POLÍTICO EN UNIDAD DE LUCHA DE LOS PERUANOS EN EL EXTERIOR, para actuar, para autodeterminarnos, repercutirá sustancial é inevitablemente nuestras propias vidas.

 

De la crítica a la participación, de la participación al compromiso, del compromiso al cambio y de allí a la gran transformación, esa GRAN TRANSFORMACION esencial para nuestro bienestar_y el de la peruanidad viva del exterior.

 

Los PERUANOS EN EL EXTERIOR, constituimos una conceptuación jurídica de lo ciudadano, una implicación institucional nacional, una identidad y pertenencia de la sociedad toda y una unidad al estado nación, aún fuera del territorio.

 

Sólo unidos en un ÚNICO FRENTE, podremos conquistar los derechos postergados, por no decir los derechos negados de los PEX.